La belleza eléctrica

Mikel Ruiz de Gopegui

19,00

«La belleza eléctrica es una obra de ciencia ficción distópica que transcurre en el Chongqing del siglo XXVI y habla de la deshumanización, la desesperación, el control totalitario, la locura que no cambian por más que transcurran cientos de años, al igual que la necesidad humana de seguir adelante, buscar el amor y la inmortalidad, aunque sea a través del dolor y el fuego.
Una historia de 101.241 palabras, en la que caben la realidad virtual y los zeppelines, los robots para cubrir todas las necesidades pero que no pueden limpiar bien las esquinas, los asesinatos con las manos desnudas y la carne sintética. Un viaje, como lo son todas las historias, pero para volver al mismo sitio. Hoy».

Categoría: Etiquetas: ,

Descripción

Todo lo que odiamos puede arder. En el año 2525, en ChongQing, la vida ha cambiado para volver al mismo sitio. Enlai, un científico, trata desesperadamente de encontrar la inmortalidad con experimentos ilegales de transferencia de con-ciencia en humanos, pero se enamora de Imaga, una de las cobayas. Al mismo tiempo su mujer, su jefe, Los Validos y un grupo de insurgentes neoluditas conspiran para intentar llegar al poder formando una bola de electrones y odio que hará volar todo por los aires.

La belleza eléctrica

AutorMikel Ruiz de Gopegui
PortadaVer portada
EditorialMalas Artes
Año2024
Nº de páginas358
ISBN9788419579539

Mikel Ruiz de Gopegui

Mikel Ruiz de GopeguiMikel Ruiz de Gopegui es de Bilbao, un ingeniero atípico, y escritor de madrugadas. Ha vivido en China, en Tianjin, en Grenoble, Francia, y actualmente reside en Vejle, Dinamarca. Junto con su mujer y sus dos pequeñas hijas. No tiene aún obra publicada, pero sí un buen puñado de cursos de escritura a sus espaldas y bastantes cuentos, así como dos novelas cortas. Lo más cerca que he estado de hacer algo que se vea fue una final de los microrrelatos de la SER hace tantos años que tenía un apellido diferente. Le gustan demasiadas cosas, además de escribir. Un buen concierto en una sala llena. Una conversación sobre cine con una cerveza en la mano. Correr (poco) por la nieve. Hasta la comida de avión. Salúdalo si lo ves en un aeropuerto.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “La belleza eléctrica”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *