El arcón del capitán

Iñaki de Pablo
(1 valoración de cliente)

16,00

«Este es un libro que he escrito, empujado por el niño que llevo dentro. Que el niño que todos llevamos, os haga disfrutar de él y de la fantasía ilimitada que esconde».

Categoría: Etiqueta:

Descripción

Es un relato fantástico que cuenta las aventuras de dos hermanos y sus amigos, que dan con un viejo marino y un baúl que tiene guardado. Ese baúl, con poderes mágicos, los transporta a un mundo de duendes y hadas y se ven inmersos en una guerra entre tres reinos diferentes, y otros peligros, de los que saldrán como buenamente puedan, después de muchos sufrimientos y peripecias

El arcón del capitán

AutorIñaki de Pablo
PortadaVer portada
EditorialMalas Artes
Año2022
IdiomaCastellano
Nº de páginas196
ISBN978-84-18377-60-0

Iñaki de Pablo

Iñaki de PabloLicenciado en Derecho y Licenciado en Ciencias Sociales. Autor, compositor, productor musical y artista durante muchos años recorriendo el mundo con especial influencia en Hispanoamérica y España. Coautor de un libro para Santillana y productor del CD musical que iba anexo. Escribo poesía, literatura infantil y juvenil.

1 valoración en El arcón del capitán

  1. Héctor

    Cocó (Natalia) y Tiriti (Gonzalo) son dos hermanos que, junto a sus amigos, van a vivir unas aventuras mágicas cuando deciden abrir el arcón del capitán, objeto que da título a este libro y al diario de Tiriti.
    Un día, Cocó descubre una casa que parece vacía o abandonada, y la curiosidad la lleva a investigar que hay en ella. Y para eso cuenta con la compañía de sus amigas, Sara y Patricia. Cuando consiguen entrar, ven que allí vive un viejo marino que, aunque al principio les da un poco de miedo, pronto se convierte en su amigo y las invita a que vuelvan a su casa, y cuando lo hacen, van acompañadas de Tiriti. Allí, el marino les cuenta sus historias y les enseña recuerdos acumulados de su etapa en el mar. Uno de esos recuerdos, que rápidamente llama la atención de los niños, es un baúl con unas letras que deberán interpretar para poder abrirlo, a pesar de que la historia cuenta que, el que abra el arcón del pirata Morgan Stanley o El Flaco Morgan, sufrirá graves consecuencias. Y para resolver este primer enigma, contarán con la ayuda de Freedy, antiguo mercenario propietario del bar del pueblo al que los amigos suelen acudir.
    Y ahí empieza la verdadera hazaña. Los niños viajan a través del arcón a un mundo de fantasía lleno de hadas y duendes del que no saben cómo regresar. Allí se encuentran además con una guerra entre reinos que dificultará su vuelta a casa. Pero los niños no se rendirán, ayudarán a unos seres mágicos y lucharán contra otros, hasta localizar el camino de regreso.
    Lo primero que pensé del libro cuando lo vi, es que había demasiadas palabras y ninguna imagen. Es lo que tiene hacerse mayor, que los libros cambian pero no dejan de ser buenos por eso. Y de hecho, este libro es muy bueno. O al menos a mi me ha gustado mucho y lo voy a recomendar a mis compañeros. Es entretenido, divertido, tiene suspense, magia, aventura… Describe tan bien a los personajes que es como si los conociese. También tiene amistad, y amor de hermanos, porque los protagonistas siempre se ayudan entre ellos y nunca dejan al otro atrás. La historia te engancha de tal forma que, llegando al final, no puedes parar de leer. Y creo que, tal y como queda la cosa, podríamos tener una segunda parte. Eso le pediría al autor del libro.
    De la lucha de Cocó y Tiriti por volver a casa, me quedo con su esfuerzo y su capacidad de pelear por lo que quieren. Y con una frase: “no hay peor esfuerzo que el que no se hace”. También me ha gustado ver cómo los niños dan una oportunidad al capitán, que estaba solo porque todos temían acercarse a él, y resulta ser una persona agradable que solo se había vuelto solitaria porque en lugar de acercarse a él, la gente pensaba que podía ser una mala persona. Y otra cosa, la curiosidad puede ser divertida pero también es peligrosa, por lo que no debemos dejar de investigar pero siempre que los que nos quieren sepan lo que estamos haciendo o dónde vamos (esto me lo ha chivado mi madre 😉).

Añade una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *